¿Tienes un hijo que siempre protesta cada vez que tiene que ir al dentista? Si ese es tu caso es porque no has conocido a un buen dentista para niños en Valencia que está muy abierto para él, para su sonrisa y para ti.

Porque ser un buen dentista infantil no quiere decir solo contar con los mejores tratamientos dentales y de ortodoncia, unos precios adecuados para una familia con muchos gastos (nosotras también somos madres y sabemos que esto es importante), y opiniones positivas. Para serlo hay que lograr algo crucial: que cuando a tu hijo le digas: «cariño, al dentista», no entienda que es la hora de jugar al escondite en casa y de patalear cuando lo encuentras para llevarlo a la revisión.

¿Y cómo conseguimos en Ziving que esto no ocurra? Pues con nuestro método patentado de cariño+comprensión+cohetes espaciales. Sí, así es. En primer lugar, todos nuestros dentistas, ortodoncistas y equipo está plenamente comprometido con tus hijos. Y esto vale para todos los niños. Somos especialmente buenos con niños y niñas con diversidades funcionales, motoras e intelectuales.

Somos el buen dentista en Valencia que tu hijo busca, ¡y tú también!

Además del cariño y la comprensión, están los cohetes espaciales, ¡porque tenemos cohetes! Toda la decoración de nuestro centro dental está basado en su imaginación. Lo hemos llenado todo de color, de decoración fantástica, de cohetes y de magia. Cuando las niñas y los niños entran, se quedan alucinados, con los ojos abiertos y fascinados.

El cariño y esta decoración no están ahí por estar. Lo que conseguimos es que tu hijo quiera venir a vernos, y también que se comprometa más con el tratamiento de ortodoncia o dental que le aconsejemos. Y lo logramos. Os aseguro que es magia. Cuando conozca Ziving, te aseguro que será él el que te diga: «¡mamá, papá, hay que ir al dentista

Comentar

Idioma:

Treballa amb nosaltres