Los dientes apiñados son uno de los problemas más comunes en niños y niñas pequeños. En caso de que aún estén con los dientes de leche se solucionan de una manera. Si está con los definitivos, de otra. Te lo explicamos.

Los dientes apiñados en niños de menos de 4 años se solucionan valorando una ortodoncia interceptiva. Los dientes de leche son las guías de los dientes definitivos, que son los que hay que poner en su sitio.

Lo que hacemos en nuestra clínica de ortodoncia en Sabadell es colocar esa guía en su boca, con los dientes de leche aún por caer. De esa forma, logramos que, cuando emerja la pieza dental que tiene que quedarse en su boca para siempre, lo haga bien. En nuestro centro dental de ortodoncia somos grandes especialistas en este método.

La ortodoncia temprana interceptiva es sensacional porque es más barata que la tradicional, es un método preventivo y no correctivo, por lo que produce muchas menos molestias, y se diagnostica basándose en las pistas que nos dejan sus dientes de leche de cómo aparecerán los definitivos.

dientes apiñados en niños

Los dientes apiñados en niños van a peor. ¡Nunca recurras a soluciones caseras!

Si el niño es mayor, si tiene 8, 9, 10 años o más, lo que hacemos es usar brackets u ortodoncia invisible. Los dientes apiñados son muy molestos. Además de producir heriditas, recuerda que la continua masticación con la mandíbula sin alinear deforma la cara, le hace adoptar malas costumbres al masticar y, con el paso del tiempo, este problema irá a más.

Tanto si tu hijo es mayor como más peque, en nuestra clínica de ortodoncia de Sabadell tenemos la solución. Eso sí, nunca intentes ningún remedio casero en casa. Cualquier cosa que intentes solo logrará estropearle el esmalte, causarle heridas y hacerle sentir miedo ante la mera idea de venir al ortodoncista. Cuenta con nosotros.

Comentar

Idioma:

Trabaja con nosotros